« Enero 2008 | Main | Abril 2008 »

Marzo 20, 2008

LA RELACIÓN ENTRE LOS APELLIDOS Y LAS PERSONAS

Por: Orlando Cárcamo Berrio

(Publicado en El Informador en dia 25 de marzo de 2008. Para leer este artículo en ese diario, dé clic AQUÍ).

En una ocasión en que visitaba a una familia amiga, escuché a los niños hablar sobre cosas de su escuela y referirse, entre risas, a su maestro como el profesor vicioso que era adicto a la heroína. Les reproché ese tratamiento a su profesor y los invité a respetarlo. Ellos me replicaron que no le estaban faltando al respeto ya que Vicioso era su apellido y Heroína,  su esposa.

Esa confusión semántica en la conversación con los chicos, me llevó a pensar un poco sobre el origen de los apellidos y la relación de las palabras con las personas y las cosas. En la Grecia de los sofistas, había quienes debatían sobre la relación natural y directa de las palabras con las cosas; otros sustentaban, que esta relación era solamente arbitraria, por convención, tal como lo sustentan los actuales científicos del lenguaje. Hoy en día muchos debemos alegrarnos de que los convencionalistas hubieran ganado ese debate. ¿Qué sería de nosotros si nuestros nombres o apellidos determinaran los rasgos de nuestra personalidad, nuestro aspecto físico, nuestros valores y nuestro papel en contexto político y social? Solo pensar en esta predeterminación nos provoca risa.

No obstante, la realidad de nuestros apellidos no suele ser tan lógica ni generosa con nosotros. Imagínese usted a un señor que es apellido Cabello pero es calvo; un señor de apellido Calvo que tiene mucho cabello; un peluquero de apellido Peinado; un policía de apellido Ladrón; un cura de apellido Guerra; un soldado de apellido Paz; a un señor de raza negra de apellido Blanco; un señor presidente de apellido Zapatero; un zapatero de apellido Alcalde; un señor flaco de apellido Barriga; un señor gordo de apellido Delgado; un hombre feo de apellido Bello; una señora blanca de apellido Boca Negra; una señora que se llama Dolores, casada con el señor Cabeza: Dolores de Cabeza; entre otros muchos casos jocosos.

Otro es el caso de apellidos que de alguna caracterizan a quienes lo llevan: un panadero de apellido Paniagua; un portero de apellido Puerta; un gordo de apellido Barriga; un flaco de apellido Delgado; un ebanista de apellido Carpintero; un corredor de caballos de apellido Jinete; un cuidador de vacas de apellido Vaquero; un herrero de apellido Fierro.

Pareciera que muchos apellidos, en su génesis, hubieran sido asignados por una especie de tiranillo autoritario con una lógica irracional que quiso aprovechar la oportunidad para relacionar eternamente a las personas con su oficio o situación del momento. En esa visión mítica originaria, caben expresiones de este talante: “Como usted tiene una barriga prominente, su apellido será Barriga; usted arregla zapatos, su apellido será Zapatero; como usted es militar, su apellido será Soldado; como le gustan los niños, su apellido será Niño; usted ha hecho cosas malas, su apellido será Malo…”

Dado que no pudimos elegir nombres ni apellidos, fuimos registrados y bautizados siendo apenas bebés, ahora tenemos en Colombia la posibilidad de cambio. De acuerdo con el Decreto 999 de 1988, las notarías están autorizadas para realizar cambios en su registro civil lo cual no afecta su número de cédula el cual sigue siendo el mismo.

Finalmente, para seguir disfrutando del humor, les recomiendo leer en la Internet los chistes absurdos del profesor Van Dido.

Technorati Profile

Marzo 18, 2008

CAMBIANDO DE WEBHOSTING: MIGRACIÓN DE YAHOO A HOSTGATOR

Por: Orlando Cárcamo B.

Quizá el mayor obstáculo para nuestro desarrollo como webmasters lo constituyen las limitaciones que presentan los servicios de alojamiento web. Como aficionado al diseño web, puedo decir que me he “mudado” muchas veces, de alojamientos gratuitos a alojamientos pagados. Y cada vez que me mudo, puedo decirlo con pleno convencimiento, avanzo kilómetros en mi desarrollo como webmaster. Recientemente me trasladé de Yahoo Web Hosting a Hostgator. Quiero compartir con los lectores mi experiencia para orientar un poco a los que quieran superar limitaciones cambiándose de alojamiento.

El problema

Llegué a Yahoo Web Hosting procedente de Homestead porque en este último servicio no se me permitía trabajar con Php ni con Mysql, a pesar de que era un servicio pagado. En Yahoo pude iniciar mis experimentos con  páginas interactivas y bases de datos. No obstante, a medida que fui avanzando en mi conocimiento de estos temas me encontré con ciertas limitaciones que nuevamente afectaron mi crecimiento y desarrollo en el diseño web. Yahoo no acepta el archivo .htaccess el cual es fundamental para el funcionamiento óptimo y seguro para mis aplicaciones en Moodle y Drupal. Aunque Drupal funciona bien sin .htaccess, el problema es que sin este archivo no se pueden obtener URL limpias y amigables para los buscadores. En su lugar, las URLs son cadenas de símbolos que dificultan la memorización de las direcciones de las páginas de nuestro sitio. Yahoo tampoco permite el uso amplio de los scripts tipo Perl y Php para el envío de correo electrónico desde los formularios de nuestras páginas. Aunque Perl y Php funcionan en Yahoo, en su lucha contra la práctica del spam, esta empresa ha limitado la creatividad de sus usuarios a través de estos scripts. En el desarrollo del sitio para mi curso, “Understanding the radio news”, tuve que apoyarme en servicios de alojamiento gratuito que dan soporte completo a los scripts de envío de mensajes desde los formularios pero con la desventaja de que colocan publicidad y esto es muchas  veces desagradable. En consecuencia, tuve la necesidad urgente de cambiarme a otro servicio de alojamiento que me permitiera superar estas limitaciones.

La solución

Con la ayuda de los buscadores de págians como Google, Yahoo y Altavista, realicé una revisión de los servicios de alojamiento existentes en los Estados Unidos y después de hacer las necesarias comparaciones decidí mudarme a Hostgator por varias razones de mucho peso. No tiene limitaciones para .htaccess ni para los formularios de envío de mensajes desde nuestras páginas web. Con un descuento, el servicio vale un dólar más que el precio de Yahoo: 12.90 dólares mensuales pagaderos con tarjeta de crédito.

Las ventajas de Hostgator

Considero que la mayor ventaja de Hostgator sobre Yahoo es que le da soporte en línea al usuario. El servicio que yo más he utilizado es el Live Chat, aplicación que permite chatear con asesores en línea los cuales despejan nuestras dudas a nivel técnico o financiero y nos ahorran horas de búsqueda en la Internet.  Un segundo  nivel de asesoría se presta a través del correo electrónico dirigido hacia las direcciones support@hostgator.com. Inmediatamente el sistema nos devuelve un mensaje con un número de  “ticket” (un número asignado a nuestra consulta).  En menos de 24 horas, la compañía nos responde con un mensaje en donde se resuelven nuestras dudas. También ofrecen apoyo por teléfono. En Yahoo nunca pude interactuar con nadie. Todas mis dudas las resolví leyendo los textos de las ayudas que son muy buenas. Otras dudas las tuve que resolver leyendo foros en la Internet. Aunque Yahoo da la posibilidad de asesoría por teléfono, ésta resulta muy costosa para quienes no vivimos en los Estados Unidos.

Cómo subscribirse a HostGator

Dando clic en la página de HostGator llegamos al sitio de esta compañía, seleccionamos los enlaces respectivos y escogemos el servicio que más se adapta a nuestras necesidades. Yo escogí el paquete “Swamp”, el cual no tiene ningún tipo de limitaciones técnicas y me permite todo tipo de experimentacin. Con la tarjeta de crédito (Visa, Mastercard o American Express) a la mano llenamos los formularios indicados. Automáticamente recibimos un mensaje electrónico en donde se nos dan los datos básicos de nuestra subscripción tales como nombre de usuario, contraseña, dirección IP para nuestro nombre de dominio y números DNS.

Cómo transferir nuestros archivos y nombre de dominio

El paquete SWAMP viene con nombre de dominio gratis. Si ya tenemos un sitio con nombre de dominio, Hostgator transfiere todos los archivos de nuestro sitio y también nuestro nombre de dominio en forma gratuita. Si no somos muy diestros en esto de la transferencia de dominios basta con que  escribamos un mensaje a support@hostgator.com y ellos se encargan de solicitarnos los datos básicos y hacer dicha transferencia en forma gratuita. Aunque el formulario de transferencia dice que ésta cuesta 15 dólares, si ésta es hecha por los asesores no tienen ningún costo.

Recomiendo no cancelar la cuenta con el servicio de alojamiento anterior antes de tener nuestro sitio funcionando correctamente en Hostgator.

Debemos tener especial cuidado con nuestras bases de datos. Lo mejor es descargarlas nosotros mismos y mantener una copia en nuestra computadora. Después la podemos subir al entorno MySql de Hostgator, una por una para evitar congelamientos de nuestro explorador. La transferencia de nuestras bases de datos suele presentar algún traumatismo, motivo por el cual he querido darle un tratamiento en un artículo aparte que pronto publicaré.

Cómo administrar nuestros archivos y sitios

Al igual que los demás servicios de alojamiento, HostGator permite que utilicemos programas FTP. También podemos acceder a nuestros archivos a través del cPanel o panel de control el cual no es tan amigable como el de Yahoo pero con un poco de práctica podemos llegar a manipularlo sin problemas. Bueno, hay una dificultad adicional. Todo este sistema está escrito en inglés lo cual te exige tener una muy buena comptencia lectora en esa lengua.

Después de anotar nuestro nombre de usuario y nuestra contraseña, la primera página que aparece está compuesta por una seria de 30 íconos para escoger dependiendo de qué querramos hacer. Los que yo más he utilizado son File Manager y MySql Databases para organizar mis archvios (páginas html, archivos gráficos y demás) y mis bases de datos. Quedan todavía 28 utilidades que nos permiten todas suerte de experimentaciones: Chatroom, Phpmychat, mail, webmail, Script Library, entre otras. Una que me gusta mucho es Fatastico Deluxe, aplicación que nos permite instalar los más sorprendentes scripts, Sistemas de Gestion de Contenidos (CMS) y Sistemas de Gestion de Aprendizaje (LMS), entres otras delicias.

Para terminar por ahora

No puedo negar mi entusiasmo y mi alegría por este salto cualitativo que he dado. Todo me funciona bien, con mucha velocidad. Y cuando algo no me funciona, por el chat me dan asesoría y me ayudan a resolver cualquier problema. Quizás el mayor obstáculo para quienes quieran pasarse a HostGator es que hay que leer y escribir bien en inglés para recibir la asesoria en línea o por e-mail. Lo mismo sucede con Yahoo Web Hosting. Si estas empresas dieran atención en español de verdad que tendrían una acogida enorme entre en la gran comunidad latina.

Este es el primero de varios articulos sobre mi experiencia en HostGator. Más adelantes estaré escribiendo otros artículos sobre mis problemas en este nuevo servicio y la forma cómo los he solucionado.

Marzo 14, 2008

LOS NIÑOS Y LOS JUEGOS ELECTRÓNICOS VIOLENTOS

Por: Orlando Cárcamo

(Publicado en El Informador el día 17 de marzo de 2008. Para leer este artículo en ese diario, dé clic AQUÍ).

Estaba de visita en casa de un amigo y observaba a sus hijos jugar en el ordenador. Eran dos niños, uno de trece años y otro de siete. Era el turno del niño menor y jugaba "Hitman 2: Silent Assassin" (Asesino silencioso). El jugador tenía que realizar la misión de entrar a un bunker y matar al alto militar ruso. Antes de llegar hasta el militar, debía vencer a la guardia. Entonces, el niño eligió un arma con silenciador y se aproximó al bunker. Al acecho, mató a un guardia. Por una pierna lo arrastró hasta un lugar apartado dejando un rastro rojo de sangre. Allí le quitó el uniforme y se lo colocó él para pasar desapercibido y sorprender a los demás guardias.

Al rato, me llamaron nuevamente los chicos para mostrarme otro juego, Delta Force. Esta vez el jugador era parte de un escuadrón de guerra norteamericano que a bordo de un helicóptero BlackHawk debía atacar una aldea de rebeldes africanos. Primero, en sobrevuelo, la aldea es ametrallada. Luego, bajan los soldados y comienza el combate. Al aproximarse los soldados a los ranchos, personas desarmadas de raza negra salen despavoridas a buscar refugio. Con una ráfaga de su fusil, el niño soldado los ametralló a todos: madre, padre y niños. No pude evitar regañar amablemente al hijo ajeno diciéndole que el derecho internacional humanitario plantea que en todo conflicto armado no se debe atentar contra la vida de la población civil. El chico al parecer me hizo caso. No disparó más contra los negros desarmados. Pero para mi sorpresa, lanzó una bomba con la cual voló toda la aldea.

Aparentemente los hechos narrados arriba no tienen nada de malo. Son solo juegos electrónicos. Sin embargo, realmente ofrecen un gran peligro para los niños y su vida de jóvenes adultos y adultos mayores sobre todo en un país como el nuestro donde, según la canción y los sucesos diarios, “la vida no vale nada”.

El peligro real que estos juegos encierran para los niños es que les inculcan subliminalmente el desprecio por la vida ajena y el culto a las armas de fuego. Les inculcan altas dosis de intolerancia y les presentan el asesinato como solución de los problemas sociales.

Según Jean Piaget, los niños hasta la edad de los 16 años pasan por importantes etapas de desarrollo fisiológico, en las cuales construyen su sistema de valores, su cognición y su visión de mundo. Es precisamente en los primeros años en donde se determina lo que un niño será cuando adulto. Existe un alto riesgo de que los niños que regularmente disfrutan de los juegos electrónicos de guerra, desarrollen habilidades y estrategias para resolver de forma violenta sus problemas cuando sean adultos.

Lo ideal sería que a los niños no se les permitiera jugar juegos electrónicos violentos. No obstante, resulta más conveniente que los padres o representantes dialoguen con los niños sobre la solución dialogada de los conflictos y el respeto a la vida de los demás en el marco de un país democrático como el nuestro. Este diálogo con los niños debe ser un propósito frecuente en el seno de cada familia para la construcción de una sociedad colombiana tolerante y en paz.

Marzo 13, 2008

LA EDUCACIÓN Y EL CUIDADO DEL MEDIO AMBIENTE

Por: Orlando Cárcamo

(Artículo publicado en El Informador, el día 11 de febrero de 2008. Para leerlo, dé clic AQUI. )

Me contó un amigo que una vez viajaba en un bus intermunicipal y al pasar por las instalaciones de una base militar, una señora que venía degustando de su almuerzo, lanzó el empaque desechable al lado de la carretera. No alcanzaron a recorrer trescientos metros cuando un soldado mandó a parar el bus, subió y le recordó a los pasajeros la necesidad de cuidar al medio ambiente y mantener limpio nuestro país. De paso, no dejó que el bus arrancara hasta que recogieran el empaque desechable. La señora, apenada, se bajó, recogió su empaque, regresó y el bus continuó su marcha.

Hechos comunes en nuestras vías: desde buses y automóviles se lanza a los lados de las carreteras toda suerte de empaques sobre todo botellas, latas de cerveza y gaseosas. En una oportunidad viajaba yo con algunos colegas de muy alto nivel profesional y alguien se encargó de brindar cervezas. Después de unas diez cervezas, el chofer cuadró el carro al lado de la vía y pidió las botellas para botarlas. Le dije que no se debía arrojar basuras en la vía y no le dí mis dos botellas. Arrojó las otras ocho y me dijo que mejor me volviera reciclador. La intención del contaminador fue insultarme, pero yo prefiero reciclar y no contaminar. Cuando llegamos a un peaje, me bajé y arrojé las botellas en una caneca.

Causa estupor ir a nuestras playas y parques naturales y ver toda suerte de desechos: botellas de gaseosa, bolsas plásticas, pañales desechables, vasos plásticos, papel y todo lo que se bota. Y lo más triste de todo es que la mayoría de nuestros turistas y usuarios de nuestras playas y lugares públicos tienen por lo menos educación secundaria o profesional.

Si medimos el éxito de la educación por el sencillo acto de no tirar la basura en donde no se debe, concluimos que nuestro sistema educativo ha fracasado. O si medimos el grado de alfabetización de las personas por el sencillo acto de no tirar basura en las vias o sitios públicos, concluimos que vivimos en medio de analfabetas.

El daño ecológico que causan desechos como el plástico y el vidrio es incalculable. La ciencia plantea que el plástico demora de 400 a 500 años en degradarse y cuando esto sucede, las particulas de plástico son literalmente un veneno para los seres vivos. El vidrio demora más de 4.000 años en degradarse.

¿Qué hacer entonces? Conceptualicemos lo público como algo que también nos pertenece. Si mantenemos limpia nuestra casa, nuestro carro, también mantengamos limpias nuestras playas, parques, calles y carreteras. Cuando viajemos, sea en automovil o en bus, llevemos bolsas y echemos allí la basura. Si no tenemos una bolsa, dejemos la basura en el vehículo hasta que pasemos por algún lugar con caneca. Cuando vayamos a una playa o parque natural, llevemos una bolsa y acumulemos allí la basura nuestra y la de nuestros compañeros. Cuando regresemos, traigamos con nosotros esa bolsa y dejemosla en el lugar donde se deja la basura.